30
Mié, Nov

El CF Talavera de la Reina vuelve a pecar de generoso con el rival y sigue a cero en su casillero

C.F. Talavera

Parafraseando a Julio Iglesias, la vida sigue igual para un Club de Fútbol Talavera de la Reina que después de cinco encuentros disputados en esta Primera Federación sigue con los mismos males del primer día. El equipo tiene minutos de lucidez, es capaz de dominar a un rival que se le presupone superior, genera ocasiones, tiene mimbres para poder ganar un partido, pero…

Y sí, el ‘pero’ es el mismo de veces anteriores y este no es otro que el de las concesiones al rival, algo que cuanto mayor es la categoría más se penaliza. Y cierto es que puedes vivir con ello, irte a un encuentro de marcador de otro deporte, de fútbol sala por ejemplo, pero también hay que remarcar que para jugar a ese fútbol más de antaño que de ahora hay que enchufar las que tienes y tampoco es que los blanquiazules anden finos ahí.

Parecía este domingo el día de acabar con todos los males, lo primero porque se volvía a casa, ante una deseosa afición de llevar en volandas a los suyos; también por esa ‘revancha’ ante una Cultural y Deportiva Leonesa que condenó a los cerámicos a ese descenso a Segunda Federación en esa aciaga tarde - noche del mes de mayo y porque después de varios partidos buenos aunque sin resultados los astros parecían fijar que era el día.

Y la verdad es que empezaron muy bien los pupilos de Rubén Gala con un futbol muy directo apoyándose en la velocidad de los extremos, tanto de Álvaro Juan, que jugaba ante su ex equipo, como de Souleymane, un puñal por la banda izquierda. De hecho entre los dos fabricaron la acción del 1-0. Del senegalés nació la acción que acabó con remate repelido por Salvi y que el talaverano ejecutaba con gol.

El gol, que era merecido por el buen arranque local tuvo efectos adversos a la larga en el desarrollo del primer acto. Parecieron los cerámicos dar un pasito atrás aunque por el camino a punto estuvo Álvaro Juan de devolverle el gol a su compañero Souleymane pero éste llegó forzado al remate y no pudo colar la bola entre los tres palos.

Perdonaba el Talavera y ya se sabe lo que suele ocurrir en estos casos. Y la verdad es que con muy poquito lograron los leoneses igualar la contienda. Tan sencillo como un saque de banda al corazón de área, Amelibia que se adelantaba a un Javi Bueno que le perdía la marca y cabeceaba a la red mientras Jon Villanueva, que recuperaba la titularidad, hacía la estatua viendo cómo la pelota hacía una parábola perfecta a la red (1-1).

Y pudo ser peor para los cerámicos, quien apenas cuatro minutos más tarde le regalaban una oportunidad de oro a la Cultu en forma de penalti. Recibía Obolskii en el corazón del área, se giraba y disparaba encontrándose por el camino a un Borja Vicent que hacía una parada felina. Lo vio el árbitro, que lo amonestó con amarilla y el ruso que iría a los once metros a culminar el trabajo, pero lo único que hizo fue mandar la bola a las pistas traseras de vóley playa en el Municipal ‘El Prado’, un amigo. Nos íbamos la descanso con el 1-1, quizá la mejor noticia para un Talavera claramente de más a menos.

Inició el segundo periodo y pareció que ambos buscaban el control pero no eran capaces de hacerse con el mismo. El fuego cruzado comenzó a llegar pasados diez minutos y los locales encontraron su recompensa a pelota parada. De un centro chut envenenado de Álvaro Juan que tocó en Trigueros y mandó Salvi a córner nacería el 2-1. Gol anotado por Etxaburu, que tras una serie de rechaces convertía en el tanto que adelantaba de nuevo a su equipo tras ganarle la espalda a Trigueros después del servicio de Escudero.

Parecía que estar era la buena, volvía el Talavera a tomar el mando pero la alegría duró muy poco en la casa del pobre y otra vez motivada por la falta de contundencia atrás. La defensa blanquiazul se convertía literalmente en un pinball del que Alarcón encontró el hueco exacto para meter la bola en el agujero ante las palancas locales por evitarlo. El crédito volvía a cero y el empate por tanto al marcador (2-2).

Se iniciaron a partir de entonces 30 minutos en los que los de la Ciudad de la Cerámica pasaron a modo repliegue, jugándosela a la contra con la velocidad de Souleymane y de Bassirou, quien salió de refresco en el segundo acto tratando de explotar su velocidad. Tanto el senegalés como el burkinés la tuvieron a la carrera, pero su definición ante Salvi no sería la más correcta y se perdería la oportunidad.

El encuentro parecía llevarnos al empate pero la Cultural Leonesa todavía se guardaba una última bala que resultó ser un disparo fulminante a su presa. Corría el 88’ cuando Blesa se acercaba por el costado derecho, recortaba a su par y colocaba la pelota junto a la base del palo, superando a un Villanueva al que sorprendía y que tenía que recoger por tercera vez la pelota de su portería para un 2-3 que sería el último tanto de la cita, el que desnivelaba la balanza y deja una semana más al Talavera con su casillero a cero.


FICHA DEL PARTIDO

  • CF Talavera de la Reina: Jon Villanueva, Mayorga, Dani Ramos, Borja Vicent (Morante), Brau, Lassina, Javi Bueno; Álvaro Juan (Bassirou), Etxaburu (Frodo), Souleymane y Escudero (Giuliano).
  • Cultural y Deportiva Leonesa: Salvi, Muguruza, Trigueros, Amelibia, Castañeda, Jesús Álvarez, Tarsi (Kevin Presa); Solís (Álex Blesa), Alarcón (Néstor Querol), Percan, Obolskii (Claudio Medina).
  • Arbitros: Miguel Sesma Espinosa (La Rioja). Asistido en bandas por Eduardo de la Hoja Roncadio y por Alaiz Gutiérrez Martino. Amonestó a los locales Álvaro Juan, Borja Vicent, Etxaburu y Mayorga. Por parte visitante vio la amarilla Muguruza.
  • Resultado: 1-0 (min. 24) Álvaro Juan, 1-1 (min. 37) Amelibia, 2-1 (min. 57) Etxaburu, 2-2 (min. 63) Alarcón y 2-3 (min. 88) Blesa.